Cuadro con arcilla polimérica

Cuadro con arcilla polimérica

Hay dos cosas en esta vida que me hubiese encantado saber hacer: cantar y dibujar. La primera no supone un problema porque, para desgracia de los que viven conmigo, yo canto. Es más, desde que aprendí italiano, ¡¡me lanzo hasta por opera!! Con respecto a la segunda, dibujar, eso sí que es un problema. Pertenezco a la mitad de la familia que no sabemos dibujar y eso, cuando te dedicas a la artesanía, es un problema: mi cabeza es capaz de imaginar más de lo que mi mano es capaz de pintar. Pero a pesar de esta incapacidad mía, en octubre me apunté a un concurso donde las piezas que teníamos que hacer debían estar inspiradas en una obra de arte. ¡¡Quien dijo miedo!!

Pensé hacer un cuadro con arcilla polimérica y utilizarlo para hacer un reloj, la cubierta de una caja o de una agenda, un espejo…..Después de varios días dándole vueltas a la cabeza, estuve a punto de tirar la toalla. Pero, como para casi todo en esta vida, ¡¡siempre hay una solución!!

La solución para este trabajo me vino de la mano de una gran artista a la que he admirado desde que comencé en este mundo de la arcilla polimérica, Mo Clay. Fue en su vídeo «Diy polymer clay (Fimo) filigree earrings» donde aprendí esta técnica que encendió una lucecita en mi cabeza: yo no sé dibujar, pero hay gente que sí, ¡y muy bien!

Así, que una vez resuelto el problema, me puse manos a la obra para hacer mi cuadro con arcilla polimérica.

¡¡ Ahora quiero enseñarte a tí como hacerlo !!

 

MATERIALES Y HERRAMIENTAS

  • Dos cristales de un tamaño un poco superior al del dibujo que queremos hacer.
  • Un rotulador indeleble.
  • Arcilla polimérica de distintos colores.
    • Yo he utilizado:
      • Fimo Profesional de los siguientes colores: negro (9), azul (300), rojo (200), amarillo (100), verde (500), blanco (4) y champagne (2); Fimo Effect translúcido blanco (14).
  • Extrusora.
  • Herramienta de modelado con punta de paleta.
  • Cuchilla para arcilla polimérica o un cúter.
  • Horno convencional.

PASO A PASO PARA HACER TU CUADRO CON ARCILLA POLIMÉRICA

En primer lugar, tienes que elegir el dibujo que quieres hacer. Yo estoy rodeada de gente que sí sabe dibujar, los cuales me sacan siempre de un apuro, pero para este trabajo necesitaba una obra de arte. Busqué en internet y encontré cientos de dibujos, lo que no hizo más que liarme y confirmar mi incapacidad para dibujar, pero descubrí que, en Pinterest, si pones en el buscador «dibujos de obras de arte para niños», encuentras muchos bocetos de cuadros para colorear que se pueden imprimir. Yo elegí este de Miró para mi cuadro con arcilla polimérica.




PINTANDO EL CONTORNO

El primer paso es calcar el dibujo sobre el cristal con un rotulador indeleble.



Con la extrusora haz espaguetis finos con la arcilla polimérica negra.

      

Por la parte de atrás del cristal (es muy importante darle la vuelta al cristal, sino saldría el dibujo del revés) perfila el dibujo utilizando los espaguetis de arcilla negra.

      

Pon el cristal en el horno y hornea según las instrucciones del fabricante.

«COLOREANDO»

Mientras esperas a que se hornee y se enfríe la pieza, aprovecha para acondicionar la arcilla polimérica. Así mismo, si tienes que hacer alguna mezcla de color, este es el momento. En este trabajo yo utilicé casi todos los colores como vienen de fábrica. Mezclé únicamente una parte de verde con un poco de champagne, para hacer un verde en un tono más claro, y el azul del fondo, que en el cuadro original no es uniforme y es un poco más oscuro. Para oscurecer el azul lo mezclé con un poco de negro (muy poco) hasta que se mezclaron completamente. Para que el color no quedase uniforme, mezclé tres partes de azul con una de translúcido, pero sin dejar que los colores se mezclaran completamente.

Con la arcilla de colores haz pequeñas bolas, colócalas sobre el dibujo y, con la ayuda de una herramienta de modelado de punta de paleta, presiona bien para fijar la arcilla y que no quede aire entre ésta y el cristal.

      

Debes tener en cuenta que la arcilla polimérica cocida no se adhiere bien al cristal, por lo que tienes que tener cuidado, al hacer este paso, de que no se mueva el contorno negro del dibujo.

Una vez que has acabado de «colorear» tu dibujo, perfila el contorno para que quede recto y hornea según las instrucciones del fabricante. Para evitar que la placa se deforme con el calor, coloca otro cristal en la parte trasera del dibujo antes de meterlo en el horno.

Este es mi cuadro de arcilla polimérica antes de hornear (por delante y por detrás).

   

Una vez cocida y enfriada la arcilla, despega la placa del cristal. Tienes que hacerlo con mucho cuidado, ayudándote con una cuchilla si es necesario.

ACABADO

Por último, lija un poco la superficie con lija de agua para quitar las posibles imperfecciones y los brillos que hayan podido salir al hornear la arcilla sobre un cristal.



Para el acabado puedes utilizar distintas técnicas: esmalte, resina, lijado y pulido…

Personalmente, el acabado que más me gusta es el lijado y pulido, pero como en esta ocasión lo iba a utilizar para hacer la cubierta de una agenda, opté por la resina cristal para darle más dureza.

¿Tienes alguna duda? Chatea conmigo o pon tu duda en los comentarios, estaré encantada de ayudarte.

Y por último te pido un favor, suscríbete, dale a “Me gusta” y comparte para que pueda seguir haciendo más tutoriales como este.

Ahora, la pregunta del millón: ¿te atreves a probar y mandarme las fotos para hacer entre todos una «fimocoteca«?

Estas son las fotos de mi trabajo terminado.

       

 

 

 

Einen Kommentar hinterlassen

Bitte beachten Sie, dass Kommentare genehmigt werden müssen, bevor sie veröffentlicht werden.

Diese Website ist durch reCAPTCHA geschützt und es gelten die allgemeinen Geschäftsbedingungen und Datenschutzbestimmungen von Google.